Administrador y redactor de El Rincón Nipón.

domingo, 23 de octubre de 2016

[00] Introducción al japonés y al curso





Introducción a este curso


¡Bienvenidos todos, chicos y chicas, mascotas y aliens, al curso de japonés de El Rincón Nipón!

Esta es la recopilación de todas las lecciones de japonés que ha habido a lo largo de los tiempos en El Rincón Nipón, con una presentación un poco más cuidada, un montón de errores corregidos, contenido y material añadido, nuevos apéndices, un pequeño diccionario… ¡Y mucho más completo que antes!

No os preocupéis si no conocéis El Rincón Nipón, esto empieza de cero. Es, como bien dice el título, un curso básico de japonés en el que no pretendo enseñaros tanto ni lo mismo que los cursos, digamos, de verdad. Para redactar cada lección me he basado en los métodos de enseñanza de idiomas a partir de educación infantil en las escuelas españolas y también en algún modelo extranjero, tratando de obtener soltura en el idioma japonés a partir del aprendizaje de la escritura nipona y ganando vocabulario básico para atacar de una manera más firme el apartado gramatical y hacer más ameno y entretenido el aprendizaje de un idioma exótico tan interesante como es el japonés. Por supuesto, me apoyo en un montón de libros y cursos de japonés que han sido publicados en España, además de en diccionarios y páginas web explicativas donde también puedo comprobar qué método es mejor para explicar las cosas de manera que tanto vosotros como yo podamos entenderlo y asimilarlo lo mejor posible.

¿Qué diferencia a este curso de los demás?


En principio este curso no está diseñado para ser una única guía, un único curso o un único método con el que no necesitaréis nada más. Aun así, tenéis a vuestra disposición un manual gratuito, un material que he elaborado yo mismo y que me ha llevado horas, días y meses hacer, y que a mí me sirvió como “cuaderno de apuntes” para aprender japonés. Es un complemento a otros cursos, pero también un curso básico con el que podréis empezar a hablar un japonés sencillo sin preocupaciones por aprenderos más de 100 kanjis para poder pasar a la siguiente lección.

¿Qué encontraréis en este curso?


A medida que avancéis os daréis cuenta de que he dividido este curso en cuatro tipos de lecciones: gramática, vocabulario, cultura y diálogos. En la parte de gramática explico los conceptos necesarios para comenzar nuestro aprendizaje, y es la única parte realmente necesaria y que nunca os debéis saltar. Las lecciones de cultura son pequeños artículos en los que hablo sobre las peculiaridades de Japón, nos introduciremos en su geografía, historia o actualidad de manera que nos sirva para aprender algo más sobre el país al que todos soñamos viajar. En las lecciones de los diálogos encontraremos conversaciones entre personajes exclusivos de El Rincón Nipón que nos ayudarán para practicar el japonés que hemos estudiado en las demás lecciones. Y las de vocabulario… A pesar de ser un curso básico, no quiero perder la oportunidad de incluir la mayor cantidad de vocabulario posible. El vocabulario se estructura por apartados y en tablas, es importante aprenderse alguna que otra palabra pero siempre las tendremos ahí a modo de consulta. Se pueden saltar estas lecciones, pero si lo hacéis tendréis que hacer ejercicios con las flash cards que podréis encontrar en un archivo aparte.

Las flashcards


Para aprender el vocabulario, nada más entretenido que las famosas flashcards (no confundir con los cartuchos para jugar en la Nintendo DS y la 3DS...), que son unas pequeñas tarjetas de entrenamiento de vocabulario con el vocablo a aprender, la palabra en español, en japonés (tanto en kana como en kanji si lo hubiera) y también romanizado (rōmaji). Las encontraréis en un archivo comprimido aparte de este curso (se pueden descargar en la misma página web, o también me las podéis pedir por correo), vienen estructuradas por carpetas según las lecciones y cada una en un archivo .png. También incluye un archivo PDF para imprimirlas todas en caso de que las queráis tener en formato físico.

Hay más de 2.000 fichas de vocabulario. ¡Una salvajada! Sí, pero que el curso sea básico no quiere decir que vayamos a estudiar 100 palabras a lo largo del mismo. No vamos a utilizar ni siquiera 1.000, pero cuantas más palabras sepáis, más completo será vuestro aprendizaje y también más satisfacción sentiréis al formar frases completamente diferentes a lo largo de las lecciones.

¿Ejercicios? ¡Por supuesto!


Al final de cada lección encontraréis alguna página llena de ejercicios para que practiquéis un poco; en los comentarios podréis compartir vuestras dudas, errores y entre todos podamos solucionar cualquier problema. Se trata de aprender y compartir este tipo de cosas, tal y como hago yo con la edición y publicación de este curso.


De vez en cuando también encontraréis notas enmarcadas a propósito del tema que estemos viendo, con alguna imagen explicativa de lo que quiero mostraros. Algo así como un intento de amenizar los largos párrafos de teoría o vocabulario que nos acaban pareciendo pesados. Por ejemplo y sin venir a cuento, aquí os dejo una imagen de un nendoroid de Sakura Miku. Así, sin más.



Repaso


Justo después de los ejercicios, siempre habrá una o dos páginas dedicadas a repasar un poco por encima lo que hemos estudiado en cada lección. Si dejáis de estudiar un tiempo o si queréis estudiar otra lección diferente y necesitáis las nociones básicas de una lección anterior (o incluso posterior), con ir directos a las páginas de repaso podéis echar una ojeada rápida y seguir con vuestro estudio.

¿Demasiado vocabulario?


Como dije un poco más arriba, he diseñado las lecciones de vocabulario de manera que recoja la mayor cantidad posible de palabras para que os podáis defender un poco mejor con respecto al vocabulario. ¿Cuál es el problema? Que en la mayoría de los casos no necesitaréis tantísimas palabras para aprender; es más, tanta información condensada puede llegar a liaros muchísimo.

Para solucionar este “problema”, en las páginas de repaso hay una tabla con el vocabulario básico que sí será necesario aprenderse cada lección. Será poco (unas 20-30 palabras por lección como máximo), pero tenéis que estudiar vocabulario también. ¡No va a ser todo saltárselo!

El vocabulario está estructurado, por lo general, en tablas. También nos encontraremos vocabulario en imágenes para relacionar más fácilmente los vocablos con el significado, y eso no quita tener que aprenderse el vocabulario igual que si estuviese en las tablas.

Animal
Kana
Rōmaji
Caballo
Uma
Cerdo
Buta
Cocodrilo
ワニ
Wani

Encima de este párrafo tenéis un ejemplo de las tablas que utilizamos en este curso de El Rincón Nipón. Siempre tendremos una columna con la palabra en español, otra con la escritura en kanji (o katakana si es un extranjerismo) de esa palabra, y otra con el rōmaji correspondiente. Esto, según muchos cursos, es contraproducente, ya que en vez de asimilar la palabra con la escritura en hiragana estamos leyendo la palabra con nuestro propio alfabeto. ¿Y por qué aquí no se hace así? Porque, a la vez de buscar la máxima utilidad y sencillez de este curso, también se busca que seáis capaces de escribir por vosotros mismos esas palabras en hiragana. Es más, en la sección de ejercicios, siempre os pediré usar los silabarios japoneses.

¿Para qué hago este curso?


El propósito de este curso no es convertiros en filólogos de la lengua japonesa. Es la obtención de unas nociones básicas de japonés de una manera entretenida y que os pueda servir como complemento a otros cursos más grandes o a vuestras clases, en caso de que las toméis. Siempre necesitaréis algo más, siempre será necesario escuchar a nativos japoneses hablando en grabaciones de radio, televisión, música, doramas (series de televisión), anime o conversaciones cotidianas. De vez en cuando, añadiré algún artículo interesante sobre Japón, su cultura, la geografía del país… Para haceros descansar un poco entre lección y lección.

Ya he dicho al principio que me baso en un montón de cursos, a los que les dedico un sitio en la sección de Agradecimientos al final del curso. No quiero excusarme en ello si hay algo que no entendáis porque me haya explicado mal (casi siempre suele ocurrir), incluso utilizando un lenguaje sencillo a veces puede que me equivoque. Y, por supuesto, en este curso posiblemente habrá errores que tendré que subsanar en posteriores ediciones del curso. Es por ello que también os pido que si encontráis algún error, algún fallo tipográfico, si veis algo que no es correcto o si no lo entendéis, me contactéis por correo electrónico tanto para sugerir un cambio como para hacer alguna pregunta respectiva al contenido, pues busco ayudar a los estudiantes de japonés tanto como otros me han ayudado a mí.

A partir de aquí, el curso básico de japonés de El Rincón Nipón. Es un trabajo individual, así que espero que mi esfuerzo sea recompensado con el hecho de poder ayudaros todo lo posible en vuestro aprendizaje.

Ganbatte ne! [¡Buena suerte!]
頑張ってね! - がんばってね!

¿Es el japonés una lengua difícil?


Esta es una pregunta que se tiende a responder afirmativamente en la gran mayoría de las ocasiones. Evidentemente, estamos ante un lenguaje completamente distinto al nuestro, de un país que se encuentra casi en la otra punta del mundo, y cuya primera impresión es de una gran dificultad debido a su sistema de escritura.

Dicho sistema se fundamenta actualmente en cuatro pilares, y los dos primeros son silabarios (kana):
  • Hiragana: es el primero de los silabarios, se utiliza principalmente para escribir palabras propias del idioma japonés. Es el primer silabario que se introduce a los niños, y a menudo podemos encontrar libros de cuentos orientados al público infantil (también a los mayores si queremos aprender) escritos en este silabario.
  • Katakana: el segundo silabario, más utilizado para la transcripción de palabras extranjeras. Con este silabario podremos escribir nuestro nombre, nuestra ciudad o nuestro país en japonés.
  • Kanji: son ideogramas que representan conceptos o palabras, pueden tener diferentes lecturas según que otro kanji o kana les acompañe, y en su gran mayoría provienen del chino. Aquí es donde radica la mayor dificultad del japonés, ya que tendremos que aprendernos aproximadamente unos 3.000 caracteres kanji con sus distintas lecturas y escrituras para poder manejarnos en el ámbito escrito del idioma nipón.
  • Roomaji: también escrito rōmaji, es la transcripción en el alfabeto latino de las palabras japonesas. En otras palabras, es escribir con nuestro alfabeto la pronunciación en japonés, y la única utilidad que tiene la encontramos cuando aprendemos el idioma. En rōmaji están escritas las transcripciones en las flashcards que acompañan a este curso.

Aunque parezca complicado a simple vista, la estructura gramatical del lenguaje japonés no es demasiado complicada, si bien se parece bastante a la nuestra e introduce una serie de partículas que nos van a ayudar a identificar el sujeto y los complementos, si los hubiera, de cada oración.


¿Os suena este kanji?


El japonés es, por lo tanto, una lengua fácil de entender y de hablar, que encuentra como dificultad el lenguaje escrito al tener tres tipos de escritura con los que tendremos que estar familiarizados para un uso cotidiano del idioma, como es leer un periódico, entender los menús de un ordenador o un teléfono móvil, descifrar el contenido de carteles o averiguar qué producto es el que quieres comprar en una tienda japonesa.

Tanto si el idioma os resulta sencillo como si creéis que es una invención del diablo, el japonés requiere bastante tiempo y esfuerzo, además de material (que podéis encontrar libre por la red) e incluso un montón de compañeros o amigos que puedes tener o hacer por internet para intercambiar conocimientos sobre el idioma. Si buscáis aprender japonés para viajar a Japón, para leer vuestro manga favorito antes que nadie o para entender lo que os dice vuestra madre cada vez que os regaña, no penséis que hay un método milagroso para aprenderlo en un mes. Recordad, sed constantes y esforzaos al máximo, porque la gratificación de poder saber japonés al cabo de un tiempo (cada uno necesita el suyo) es algo magnífico. También hay que tener en cuenta que el japonés es un idioma que puede variar según los interlocutores, si el diálogo transcurre en un ambiente familiar, o si el diálogo es formal, que hablaríamos del lenguaje respetuoso denominado keigo [ 敬語 ].

Para finalizar esta introducción me gustaría añadir que es importante saber que cada ideograma (kana o kanji) tiene un orden de escritura. Aunque cada uno tenga su caligrafía, saber qué trazos ha de llevar un carácter y en qué orden se escriben es muy importante a la hora de buscar el significado en un diccionario, e incluso nos ayudará cuando estudiemos los kanjis y tengamos que identificarlos por su radical.

No os preocupéis si no entendéis absolutamente nada, tendremos lecciones explicando kanjis, radicales, partículas, vocabulario, expresiones, usos del hiragana y del katakana… Pero, de momento, despreocupaos del todo y comenzad este pequeño curso con fuerza que, sinceramente, si yo he podido aprender japonés, cualquiera de vosotros puede hacerlo.

Imagen aleatoria sobre Japón que encontré por internet; mejor no ver el gif…

Contáctanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *